miércoles, 15 de julio de 2020

MBURUCUYÁ CORRIENTES : UN ATLETA SIN PISTA

Foto Facebook

Un personaje que transita las calles del pueblo siempre con alegría, él es PEDRO GALARZA conocido como PINCHI. 
En su adolescencia decidió ser atleta en forma amateur preparándose solo sin tener ningún profesional que lo guiara en la técnica del atletismo ni en la alimentación que debe tener un atleta, pero él contaba las dos cosas fundamentales la responsabilidad y la constancia en lo que hacía.

En los primeros tiempos se levantaba muy temprano en su pago querido para realizar sus prácticas, antes de iniciar pasaba por su capilla para pedirle fuerza a su virgencita, y así día tras día, cada vez aumentaba más la distancia, logrando una gran musculatura en sus piernas y alta resistencia en sus pulmones.

Fue el único atleta amateur Mburucuyano que corría 50 km. sin parar uniendo Mburucuyá con Saladas.

Luego un club profesional de atletismo de Corrientes Capital y Resistencia Chaco lo llevaron, lo probaron, superando todas las exigencias, pero por la falta de recurso económico tuvo que volver. 

Pedrito Galarza es un destacado atleta como mucho lo llaman el atleta sin pista, ya qué es oriundo de un Paraje llamado el pago "Distante" a 5 kilómetros de la localidad de Mburucuyá provincia de Corrientes dicho localidad se encuentra a 150 kilómetros de la capital correntina, 

Pedrito empezó sus hazañas atlética cuando tenía aproximadamente 10 años actualmente tiene 52 años, toda la vida se dedicó al cultivo de producto autóctono mandioca batata zapallo etc, es de origen de una familia muy humilde entre los 10 y los 13 años soñaba con participar en Salto con garrocha y practicaba con tacuara/bambú, hasta que un día tuvo un accidente ya que dicho elemento no resistió el Salto, desde ahí tuvo miedo para continuar con la práctica, se dedicó a correr en su Paraje hasta mburucuya sumando día a día kilómetros y el mismo Pedrito cuenta que él se imaginaba que los árboles eran personas que lo alentaban en una carrera y tomó como desafío personal correr hasta la localidad de saladas que se encuentra a 50 kilómetros de la localidad de mburucuyá. Llegando el lugar se dio cuenta qué le quedaba resistencia para continuar, ahí fue donde lo vieron personas allegadas a atletas y les propusieron ir a participar de diferentes carreras en la capital correntina superando todas expectativas pero por falta de recursos tuvo que abandonar y volver a su pago natal y continuar con sus labores pero como siempre. 

Pedrito sigue siendo un gran atleta si las posibilidades de ser reconocido a nivel nacional. 

Hoy con su mujer y su moto sigue corriendo en el camino de la vida. Y cuando cuenta su historia dice: LA SUERTE NO ME ACOMPAÑO, NO IMPORTA IGUAL SOY FELIZ, y con una copa de vino calma su dolor.

RELIQUIAS DE MI PUEBLO



Historia y Foto: Topeka Gonzalez

No hay comentarios.: